Creo que los dos principales actores de la sostenibilidad son el gobierno y los consumidores. De hecho, las corporaciones tienen un papel que desempeñar, ya que tienen la capacidad de investigar y desarrollar nuevas tecnologías para resolver problemas, pero creo que es el consumidor el que impulsa estos cambios. Las corporaciones pueden liderar el mercado, pero si el consumidor no está preparado para aceptar nuevas ideas, fracasarán. Los consumidores son los que votan por las empresas y las tecnologías mediante la compra de productos y servicios. Los consumidores también son los que eligen a su gobierno, que crea nuevas regulaciones y las aplica a las corporaciones.

La verdad es que los tres grupos se influyen mutuamente. Las corporaciones contratan a cabilderos para influir en las decisiones políticas que afectan las regulaciones. Las corporaciones también pueden elegir liderar el camino al imponer estándares más altos sobre sí mismas.

El gobierno tiene el poder supremo pero sirve a la gente (consumidores). Ellos crean las regulaciones y las hacen cumplir. Por lo general, el gobierno reacciona con lentitud y está atrasado, especialmente con las leyes y regulaciones sobre las nuevas tecnologías.

El gobierno y las corporaciones a menudo trabajan juntos para regular las industrias. Los líderes de la industria generalmente terminan en juntas reguladoras que definen los límites que las empresas deben cumplir para que se considere que cumplen con los estándares ambientales.